La medicina regenerativa, impulsada fundamentalmente por los nuevos conocimientos sobre las células madre y en su capacidad de convertirse en células de diferentes tejidos, ha surgido últimamente.

Dentro del cerebro humano se encuentran células madre, localizadas en el ventrículo lateral y núcleo dentado del hipocampo, capaces de dar origen a nuevas neuronas.

En un cuadro de daño cerebral sobrevenido, por la causa que sea, un ictus, un proceso de hipoxia o un traumatismo craneoencefálico grave, se han destruido una cantidad de células nerviosas, que han causado un trastorno cognitivo y motor; y es necesaria una regeneración celular.

Actualmente se puede conseguir restituir una cantidad importante de estas células dañadas, estimulando con factores de crecimiento celular a sus células madre, que persisten en su organismo.

Un aspecto que se debe destacar y que conforma el elemento básico de este tipo de tratamiento, es que se apoya en los mismos factores intra e intercelulares que el organismo emplea para su autoreparación.

Se sustenta esta medicina regenerativa, en la terapia celular, con la administración de elementos subcelulares autólogos, de la misma persona, por tanto sin riesgo de rechazo, para remplazar por células sanas a las células dañadas del cerebro. En resumen, ella integra todos los procedimientos destinados a la promoción de la regeneración celular.

Medicina Regenerativa con Células Madre

Actualmente se puede conseguir restituir una cantidad importante de estas células dañadas, estimulando con factores de crecimiento celular a sus células madre, que persisten en su organismo.