ESPACIO CON GUSTO

Espacio con gusto
Espacio con gussto

Son muchas las barreras que las personas con un daño neurológico se encuentran en su día a día. Si uno se para a reflexionar acerca de cuáles son esas posibles barreras, vendrá a su cabeza imágenes como escalones elevados, aceras desniveladas, farolas que impiden el paso normal, aceras estrechas,…. Pero éstos no son los únicos obstáculos que la vida pone en el camino de la persona con daño neurológico.

La persona con daño neurológico es susceptible de sufrir otras muchas afectaciones que van más allá del plano físico o de su movilidad. Nos cruzamos con muchas personas que deambulan perfectamente pero que padecen diversas dificultades derivadas de un daño neurológico. Estas dificultades pueden parecer invisibles a la vista del otras personas pero están presentes en cada momento de participación de las actividades de la vida diaria.

Existen problemas que pasan inadvertidos, no solo para el ciudadano medio sino, también, a ojos de personal sanitario que trata con la persona con daño neurológico habitualmente. Una de esas dificultades es la disfagia. Podríamos definir la disfagia como la dificultad en el procesado y transporte adecuado hacia el tracto digestivo del alimento, sólido y-o líquido. La disfagia supone una circunstancia en la que la persona que la padece pone en riesgo su vida de manera inmediata en cada deglución por el riesgo de atragantamiento o aspiración del alimento hacía vía aérea y de forma constante por las posibilidades de deshidratación y malnutrición. La disfagia tiene una prevalencia de entre el 25-78% de pacientes hospitalizados con problemas neurológicos (Clavé, 2015). Es importante añadir la estadística de que se suele infravalorar en un 90% de los casos (FUREGA, 2018), por lo que no siempre es detectada a tiempo. Podemos tener claro que este trastorno, aparentemente invisible a nuestros ojos, puede darse con una mayor frecuencia de lo que creemos.

La persona que padece disfagia evita reuniones familiares donde va a suceder una copiosa comida, aspecto típico en nuestra sociedad. También, busca lugares tranquilos y aislados para alimentarse sin presión. Aquel que padece disfagia debe buscar estrategias para poder adaptar sus alimentos e ingerirlos sin ponerse en riesgo en cada trago, adaptaciones para las que no siempre es informado adecuadamente, aumentándose las posibilidades de malnutrirse. La persona con disfagia presenta una limitación en el desempeño de sus actividades de la vía diaria que conviene atender (Paniagua et al, 2019).

Espacio con gusto

En el Centro Europeo de Neurociencias contamos con la experiencia de trabajo en el entorno de la persona con disfagia durante años. Nuestra intervención durante mucho tiempo se ha focalizado en intervenir en la situación real para poder ofrecer estrategias reales y que permitan que nuestro plan terapéutico adquiera sentido y se generen los aprendizajes adecuados.

La persona con disfagia encuentra en el Centro Europeo de Neurociencias un entorno respetuoso que le permite obtener experiencias controladas para poder entender su deglución y mejorarla a través del ejercicio orofacial y diversos sistemas de feedback. Es importante que la persona con disfagia sienta ese acogimiento e inclusión desde el primer momento que entra en el Centro para poder normalizar el ejercicio de su deglución en momentos de descanso y recogimiento. Es por ello que nuestras zonas de descanso cuentan con departamentos especializados para la persona con disfagia, Espacios con Gusto.
Gracias a diversos productos para la adaptación del alimento, la persona con disfagia puede disfrutar de las estancias de descanso hidratándose, tomando un refresco o un café. Estos productos comerciales están a la vanguardia de la adaptación de alimentos lúdicos para permitir que la persona con disfagia participe de forma activa en las actividades de su vida diaria.

La empresa SloDrinks nos facilita sus productos específicos para la adaptación de diversos líquidos. Gracias a estos productos, contamos con sobres específicos para cada tipo de bebida y grado de viscosidad de acuerdo a las necesidades de la persona. Esta misma empresa nos facilita aguas gelificadas con aporte proteico para poder aprovechar las degluciones realizadas en la hidratación y poder aportar más al proceso de nutrición.

La empresa Nestle nos facilita su espesante Nestle Clear, cuya base es la Goma Xantana, para poder modificar la consistencia del agua y ofrecerle un aspecto más palatable a la vez que se obtiene un alimento más seguro para la persona con disfagia.

Contamos con productos cuya base es la Lecitina de soja, Albúmina o Maltodrextina, como los de Sosa Products para que en nuestro espacio se puedan realizar aireados o espumas de diversos alimentos y poder favorecer el proceso de saborización en personas con un grave compromiso de la vía oral como forma de alimentación. Nuestro personal está correctamente preparado para el uso de estos productos.

También utilizamos el producto air Instant (lecitina y maltodrextrina) para poder generar estructuras aireadas. Su uso con pipeta microperforada y con piedra porosa natural nos permite obtener estructuras con un tamaño de burbuja diferente, dependiendo del grado de disfagia (Paniagua y Del Burgo, 2019).
La mejor manera de complementar nuestros tratamientos es ofrecer un entorno respetuoso con la disfagia donde la persona encuentra las herramientas para poder aplicar aquellos aspectos relacionados con su alimento en su día a día. Las medidas compensatorias y facilitadoras de la deglución siempre van a tener una mayor probabilidad de éxito si cuentan con la aceptación de la persona con disfagia y si se ajustan a la realidad de su entorno (Newman, 2016). Poner en marcha este tipo de iniciativas que permiten incrementar el nivel de participación de la persona con disfagia en la relaciones personales y hacerles actores protagonistas de su propia, puede llegar a hacer que una medida compensatoria para ofrecer más seguridad de la deglución se convierta en un abordaje terapéutico que genere cambios en la conexiones neuronales (Miller, 2011).

No dejes de visitar nuestro Espacio con Gusto, lugar respetuoso para la persona con disfagia.

Espacio con gusto

Si necesita más información no dude en consultarnos:

CEN, Centro Europeo de Neurociencias S.A

Avenida de la Osa Mayor 2, 28023 Madrid.

Correo electrónico: info@eneurocenter.com

Página web: www.eneurocenter.com

Teléfono: 91 7370557

Teléfono móvil y WhatsApp: 686528717

PRÁCTICA CLÍNICA BASADA EN LA EVIDENCIA EN EL CENTRO EUROPEO DE NEUROCIENCIAS.