Tratamiento del dolor neuropático

Tratamiento del dolor neuropático

Tratamiento del dolor neuropático

El dolor, en el proceso de rehabilitación del daño cerebral, incorpora un elemento adicional de complejidad terapéutica al potenciar de forma directa el menoscabo de las capacidades funcionales, emocionales, y la calidad de vida de hasta un 25% de los pacientes.

¿CÓMO ES EL DOLOR EN EL DAÑO CEREBRAL?

Puede ser nociceptivo o neuropático.

El dolor nociceptivo es el causado por un estímulo doloroso sobre los nociceptores (receptores del dolor) de un tejido no neuronal, es decir que se puede generar a partir de la activación de nociceptores de la piel, mucosas, huesos, ligamentos, tendones, músculos, fascias y vasos sanguíneos. Por otro lado, el dolor nociceptivo visceral, es el ocasionado por la activación de receptores del dolor de los órganos internos.

El daño cerebral sobrevenido más prevalente en la actualidad es el ictus, seguido por el traumatismo craneoencefálico (TCE). El tipo de dolor más frecuente tras un ictus es el nociceptivo, en concreto el musculoesquelético, a consecuencia de una inmovilización prolongada y posturas anómalas.

A su vez, el dolor musculoesquelético más específico después del ictus es el dolor de hombro.

Existen otras manifestaciones de dolor nociceptivo en el paciente con daño cerebral sobrevenido: cefalea, lumbalgia, la gonalgia mecánica (habitualmente relacionada con la hiperextensión de la rodilla durante la fase de carga de la marcha), el dolor postquirúrgico, el síndrome miofascial, el dolor asociado a osificaciones articulares y/o el dolor pélvico crónico.

El dolor neuropático es aquel que aparece como consecuencia directa de una lesión o enfermedad que afecta al sistema somatosensorial. Es un síntoma resultante del daño neurológico, no una enfermedad en sí misma. Puede surgir en los nervios periféricos o iniciarse en el propio cerebro como el dolor neuropático de origen central.

El ictus es una de las causas de dolor central más frecuente. Otras patologías que pueden desencadenar este dolor central son las lesiones medulares, la esclerosis múltiple, y la enfermedad de Parkinson. En menor proporción, el dolor central se desencadena por traumatismos cráneo encefálicos y medulares, lesiones secundarias a intervenciones neuroquirúrgicas, tumores del sistema nervioso central, malformaciones arteriovenosas e infecciones encefálicas entre otras.

DOLOR DESPUÉS DEL ICTUS (DCPI)

El dolor que surge después de un ictus se denomina dolor central post ictus (DCPI). Suele iniciarse al mes de la lesión. En aproximadamente un 25 % de casos puede presentarse en la etapa aguda o subaguda, sin embargo, lo usual, es su aparición a los 3-6 meses de la lesión.

El DCPI puede condicionar seriamente la capacidad de una persona para realizar las actividades básicas de la vida diaria, interferir con el sueño, afectar al estado de ánimo, desencadenar alteraciones psiquiátricas y, por tanto, disminuir dramáticamente su calidad de vida.

Este dolor es diferente al dolor musculoesquelético y descrito por los pacientes como una pérdida de la sensibilidad normal asociada a un dolor tipo urente o punzante, alterando la sensibilidad de forma importante. Suele ser continuo o intermitente, y puede empeorar con el calor, el frío o estrés emocional. No siempre los pacientes pueden describir completa y correctamente su dolor. En ocasiones, es preciso ayudarles a encontrar los términos que describan más detalladamente el dolor, como por ejemplo: quemante, punzante, opresivo, palpitante, cortante, sordo, eléctrico, entumecido, entre otros.

TRATAMIENTO DEL DOLOR EN CEN

La interferencia del dolor en la dinámica de una rehabilitación neurológica, demanda actuaciones y estrategias concretas compatibles con los objetivos terapéuticos.

La evidencia científica avala el tratamiento tanto farmacológico como no farmacológico para el manejo del dolor neuropático central y periférico.

La opción razonable es la combinación de ambos, incluido un soporte psicológico asociado. La educación del paciente y su familia sobre aspectos relacionados con el dolor es un aspecto esencial en el manejo del mismo.

En nuestro Centro, tras una minuciosa evaluación de cada paciente, enfocamos el tratamiento del dolor neuropático de forma dual y complementaria. Es decir, aplicamos las propuestas terapéuticas farmacológicas actuales asociadas a las terapias físicas y sus técnicas suplementarias para el tratamiento del dolor.

Además, incluimos una técnica no invasiva, eficaz y segura de neuromodulación como la Estimulación Magnética Transcraneal repetitiva, con protocolos adaptados para el tratamiento de este tipo de dolor como una herramienta terapéutica coadyuvante.

Si necesita más información no dude en consultarnos:
CEN, Centro Europeo de Neurociencias S.A
Avenida de la Osa Mayor 2, 28023 Madrid.
Correo electrónico: info@eneurocenter.com
Página web: www.eneurocenter.com
Teléfono: 91 7370557
Teléfono móvil y WhatsApp: 686528717

CEN
error: Content is protected !!
Call Now Button